Sábado. 16.12.2017 |

Humanizar la asistencia sanitaria, uno de los retos de Ruiz-Escudero

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha destacado, durante la toma de posesión de los nuevos consejeros de su Gobierno, algunos retos del nuevo titular de Sanidad

Humanizar la asistencia sanitaria, uno de los retos de Ruiz-Escudero

El hasta ahora viceconsejero de Presidencia y Justicia, Enrique Ruiz-Escudero, pasa a ser consejero de Sanidad en sustitución de Jesús Sánchez Martos. "Enrique será un buen consejero porque es una persona prudente y un político dialogante", ha afirmado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, quien ha destacado, durante la toma de posesión de los nuevos consejeros de su Gobierno, algunos retos del nuevo titular de Sanidad, como humanizar la asistencia sanitaria.

Asimismo, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha destacado la labor que Sánchez Martos ha llevado a cabo en Sanidad "de manera muy intensa y muy satisfactoria". "Muchas gracias por tu trabajo, no sería justo que al hacer una valoración de la trayectoria de Jesús como consejero de Sanidad algunos se quedarán con meras anécdotas que más tienen que ver con su carácter que con su forma de gestionar. Ha sido un gran consejero", ha remarcado.

Sánchez Martos deja el cargo para evitar que el Gobierno "aguante la misma canción cada jueves"

Por su parte, el ya exconsejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, ha asegurado este martes que pidió su cese a la presidenta del Gobierno regional, Cristina Cifuentes, después de la reprobación por parte de la mayoría de la Asamblea de Madrid el pasado mes de junio para evitar que su familia sufra y el propio Gobierno "deba estar aguantando la misma canción cada jueves" de Pleno.

"Cuando una asamblea reprueba a un consejero por mayoría, aunque no sea vinculante, y veo cómo mi familia sufre y el propio Gobierno debería estar aguantando la misma canción todos los jueves, pedí a la presidenta que cuando pudiera me relavara del puesto porque lo que tenía que hacer es vivir con mi familia", ha explicado.

Sánchez Martos ha afirmado que durante su mandado "ha cubierto un espacio importante", ya que se han puesto en marcha la Ley de la Muerte Digna, la ley de Sanidad Pública, de gestión profesionalizada de la Sanidad y la Ley de Farmacia, además de nombrarse los primeros gerentes de hospitales por concurso público.

Además, ha defendido su nombramiento como director de la fundación pública para el Conocimiento Madri+d, en la que cobrará más que como consejero, 82.000 euros anuales. "Yo no creo que la gente duerma mejor con un mejor sueldo, como ustedes han dicho y siguen manteniendo. Si para ustedes lo más importante son los honorarios, cada uno tiene su criterio. Para mí es mucho más importante la ilusión, tener 64 años y una trayectoria que ha sido total y absolutamente reprochable, en la Sanidad, como la Educación y la investigación. Y conseguir que gente joven como usted puede emprender un proyecto de investigación en vez de que se vaya fuera de esta comunidad o de España y esta va a ser mi labor", ha respondido a un periodista que le ha preguntado por esta cuestión.

Por otro lado, ha deseado a su sucesor "mucho éxito y suerte", pero "lo tiene todo" para conseguirla. "Tiene los mejores gerentes, los mejores directores de centro de salud y profesionales y un gran equipo de gestión que dejo con lágrimas cuando me despedía de ellos ayer. Tenemos la mejor Sanidad del mundo. Me han recordado (la oposición) durante dos años y tres meses que no lo es, pero ellos saben en sus adentros que es la mejor Sanidad del mundo, la más cercana, la más profesionalizada, las más humanizada. De hecho, el nuevo consejero va a tener un viceconsejero de Humanización y yo me voy satisfecho porque yo puse en marcha la humanización y los éxitos han sido tantos que la propia presidenta ha decidido que sea una Viceconsejería", considera.

No obstante, Sánchez Martos ha reconocido que una de sus 'espinitas' no cumplidas ha sido haber forjado un pacto regional sobre Sanidad. 

Humanizar la asistencia sanitaria, uno de los retos de Ruiz-Escudero