Sábado. 16.12.2017 |

La mejora del sistema de salud pasa por motivar a los profesionales

cien medidas para mejorar la Sanidad
cien medidas para mejorar la Sanidad

100 medidas para mejorar el sector salud en España

La mejora del sistema de salud pasa por motivar a los profesionales

El sistema de salud español es un motivo de orgullo, desde los políticos a los ciudadanos, pero para no morir de éxito debe acometer cambios que garanticen su viabilidad en los próximos años. La Fundación Economía y Salud ha elaborado, con la participación de 140 expertos multidisciplinares, el texto 100 medidas que mejoran el sector salud en España, un documento que se ha presentado oficialmente en el Senado, en un acto presidido por su secretario primero, Luis Aznar, y en el que han participado la presidenta de la Comisión de Sanidad de la Cámara Alta, Carmen Aragón; el presidente de la Fundación Economía y Salud, Alberto Giménez, y el coordinador del documento y secretario general de la Fundación, Carlos Mur.

Las medidas se encuentran agrupadas en 12 líneas estratégicas, que abarcan desde la integración sociosanitaria y la humanización, hasta la aportación de la industria a la innovación, y desde luego la atención centrada en las personas y la motivación de los profesionales a través de la evaluación del desempeño y los incentivos por resultados. La exhaustividad y el rigor de las propuestas hace del documento “un punto de partida válido para cualquier Gobierno que ponga en marcha un Pacto de Estado para la Sanidad”, han subrayado los portavoces de la Fundación.

En su intervención, Carmen Aragón ha destacado que “tenemos un sistema de salud maravilloso, envidiado por muchos países, y universal, pero tiene que ser sostenible”, y para alcanzar este objetivo es “imprescindible la labor de organizaciones como la Fundación Economía y Salud”, que integra a representantes de todos los campos implicados en la salud, desde la empresa farmacéutica a los profesionales sanitarios, economistas, etc. “Todos somos responsables de velar por la sostenibilidad del sistema, y todos los grupos políticos de la Comisión de Sanidad del Senado, con independencia del color, están muy comprometidos con este asunto y en la comisión trabajamos con un nivel de consenso envidiable, porque a todos nos interesa velar por lo más importante que tenemos, que es el sistema sanitario”. Tal es el grado de interés que desde el Senado se ha promovido la creación por parte del Ministerio de Sanidad de una mesa para el Pacto para la Sanidad.

Alberto Giménez ha destacado el valor estratégico del sector salud como generador de riqueza, empleo y conocimiento. Pero las bondades del sistema sanitario español no bastan para garantizar su futuro, por eso ha exhortado a hacer “algo ya hoy, si no queremos que el futuro nos atropelle”. En su opinión, “es urgente un cambio en la estructura, una mejora en su funcionamiento y una manera distinta de acercarse a lo fundamental: la calidad y la salud de las personas”. El presidente de la Fundación Economía y Salud ha señalado que estas cuestiones han sido abordadas reiteradamente por diferentes organizaciones; de hecho “existen iniciativas estatales, autonómicas, y de universidades –entre otras- valiosas y en la buena dirección”, ha admitido, pero “debemos ir al fondo de la cuestión”, y esto es, precisamente, lo que hace el documento que se ha presentado en el Senado.

Giménez ha insistido en que el consenso es fundamental para acometer las reformas necesarias, puesto que “el modelo presenta resistencias al cambio y prejuicios ideológicos que exigen el esfuerzo de todos para llegar a un gran acuerdo”.

Además de dificultades, también existen fortalezas que “permiten pensar con cierta confianza en el futuro”, entre los que se encuentran los avances tecnológicos, que mejoran desde el control de la enfermedad a los procesos de gestión o la toma de decisiones. Pero “la mejor tecnología está en nuestro cerebro, por ello tenemos trabajar por tener unos recursos humanos motivados, con herramientas que permitan mayor autonomía y flexibilidad en la gestión”, ha dicho.

Otro requisito es ajustar los recursos a las necesidades, y esto incluye “cambiar el foco, demasiado centrado en lo agudo, hacia lo crónico, que consume el 80 por ciento del gasto”, ha apuntado Giménez, que también ha defendido una mayor atención a la convalecencia y a la rehabilitación.

El presidente de la Fundación ha alertado las deficiencias del sistema en la promoción de la salud, una carencia que ya ha tenido un claro efecto negativo: “Hemos bajado de la clasificación europea de países con mejor salud por el tabaquismo, obesidad y alcoholismo”.

Giménez ha reiterado la calidad del texto y el alto grado de consenso, tanto que en su redacción se “han desechado las propuestas más polémicas”, lo que hace que “cualquier gobierno quisiera aplicar estas medidas, no debería enfrentarse a una fuerte oposición”, y se ha ofrecido a participar en una hipotética mesa de negociación para un pacto por la Sanidad.

La mejora del sistema de salud pasa por motivar a los profesionales