Lunes. 20.08.2018 |

Expertos insisten en la estabilización de plazas, no en la consolidación de personas, de la nueva OPE

Afectará a 130.000 trabajadores, tal y como ha señalado el director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Expertos insisten en la estabilización de plazas, no en la consolidación de personas, de la nueva OPE

Según datos del Instituto de Información Sanitaria, la temporalidad de los trabajadores en el SNS se situaba en el 30,2 por ciento en 2015, oscilando entre el 60 por ciento de Canarias y el 23,5 de Galicia. Bajo esta perspectiva, Carlos Moreno, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha señalado que en la futura OPE se podrá ofertar en tres años, es decir, a partir de 2017, 2018 y 2019, el 90 por ciento de las plazas ocupadas ininterrumpidamente durante tres años antes del 31 de diciembre de 2016. Esto afectará a 130.000 trabajadores del sector sanitario público y supondrá una “estabilización de plazas, no una consolidación de personas”.

Carlos Moreno ha participado en el I Foro sobre empleabilidad en el sector sanitario, que ha en Madrid a representantes de las Administraciones centrales y autonómicas, sindicales y de la empresa privada para debatir sobre la situación laboral del sector salud. Entre los principales temas tratados han destacado la próxima OPE y la precariedad laboral. El Foro fue organizado por la escuela de formación Medical Practice Group (MPG).

A juicio de Moreno, el acuerdo alcanzado significa el establecimiento de un orden y un número de categorías, empezando por las más numerosas, y que la fecha de celebración del ejercicio sea la misma en todas las categorías y en toda España. Así, se han determinado 11 categorías, que suponen el 49,2 por ciento de todas las plazas. Encabeza el listado Enfermería, con 22.212 plazas, seguido por Auxiliar de Enfermería (15.244), Auxiliar Administrativo (7.057), Celador (6.736), Medicina de Familia y Comunitaria (3.658), Pinche (2.057), Técnico Especialista de Laboratorio (1.570), Fisioterapeuta (1.568), Técnico Especialista en Radiodiagnóstico (1.545), Pediatra (1.179) y Administrativo (1.082 plazas).

Para Antonio Cabrera, secretario general de la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras, si bien el acuerdo logrado ha sido un importante avance con el que conseguir reducir la excesiva temporalidad y evitar la pérdida de empleo público, es necesario eliminar la tasa de reposición para recuperar los empleos estables perdidos en el sector público durante la época de crisis. “Estamos exigiendo al Ministerio y a la Función Pública que tiene que eliminar la tasa de reposición, al menos en algunos sectores, como Sanidad”, apuntó. En su opinión, la crisis ha acarreado una situación caracterizada por la excesiva precarización del empleo público, el envejecimiento de plantillas y la fuga de profesionales, junto a la falta de profesionales o el aumento de las listas de espera. “En el futuro se va a producir una mayor empleabilidad en el sector público por dos motivos, el envejecimiento de la plantilla y, sobre todo, la posibilidad del acuerdo que vamos a suscribir de eliminar la tasa de reposición y con ello de poder recuperar el empleo perdido en el periodo de crisis”.

Íñigo Cortázar, director general de Recursos Humanos del Servicio del SESCAM, expuso durante su intervención la situación actual de Castilla La Mancha en materia de empleo sanitario público, con una plantilla de 25.396 trabajadores además de unos 5.000 temporales. Se refirió, entre otras cuestiones, a la OPE de 1.300 plazas aprobada en su comunidad en 2016, con una tasa de reposición del 100%, y “que supuso el primer pilar a la hora de la estrategia”. Pero, en su opinión, son dos los pilares para la futura consolidación del empleo: la recuperación de plantillas y la estabilización del empleo mediante la OPE y la conversión de contratos eventuales a interinos. En cuanto al primero, desde mediados de 2015 hasta finales de 2016 se crearon 1.042 plazas en el Sescam, “lo que supone en un año y medio la mitad de lo que se destruyó en cuatro”. En lo referente a la estabilización de los contratos, se alcanzó un acuerdo con las centrales sindicales para convertir 1.500 plazas eventuales en interinas.

De la futura OPE de estabilización o “mega OPE”, Cortázar señaló sus tres fuentes principales y con las que tienen previsto negociar en las próximas dos o tres semanas: la tasa de reposición (en torno a los 630-640 efectivos en 2016), la tasa adicional (con un global a repartir en tres años de unos 2.600-2.700 efectivos), y la promoción interna. “Queremos estabilizar unas 6.000 vacantes en tres años. Nos preocupa la coordinación de las 4 grandes categorías, enfermería, auxiliares de enfermería, auxiliares administrativos y celadores, pero, ante la falta de médicos, ese va a ser el mayor escollo para la coordinación”, afirmó.

En representación del sector sanitario privado participó en el debate Javier Aldea, director de Recursos Humanos de IDC Salud, quien explicó el acceso laboral a los hospitales privados mediante la contratación abierta.

Expertos insisten en la estabilización de plazas, no en la consolidación de personas, de la nueva OPE